EL MILAGRO DE SANTA RITA

Hace unos días, el caprichoso destino me regaló el poder pasarlos felizmente en un idílico lugar, en el pueblo lanzaroteño de La Santa, en su caleta de Famara, y así como en mi anterior articulo…”Lo siento. Me obligan”, apelaba a mi personalísima memoria histórica para reivindicar los mejores caminos y carreteras posibles para nuestros sufridos empresarios y trabajadores agrícolas, ahora es, posiblemente, el encontrarme precisamente aquí y en el día de nuestra Romería de Santa Rita, lo que me hace estar con el alma dividida, y en plena ensoñación, entre esta turística Santa Insular y la nuestra, la abogada de las cosas imposibles. Nuestra primera Virgen, aquella que intentó inculcarnos desde muy niños uno de los primeros valores de la vida, aquello de que “lo que se da no se quita”…¿recordáis?. Continuar leyendo «EL MILAGRO DE SANTA RITA»